jueves, 18 de junio de 2015

Dime con quién andas y te diré que tipo de error cometes: error tipo I en acción

Redactora invitada: Lucero Quispe

Econometría es uno de los cursos que más terror causa a los alumnos necios de economía. Su aplicación va más allá de correr un modelo, esperar incluso horas y finalmente interpretar el resultado. Existe un gran sufrimiento trabajo previo y para ello, desde el inicio, hay que ingeniárselas para entenderla y no perderse en miles de ecuaciones o por qué rayos estás sacando algo que se llama PLIM.


La inspiración de este nuevo artículo es un ejemplo de ello. Hace unas semanas, un profesor de Metría, al ver el rostro quizá algo perdido de la audiencia, realizó una (graciosa ¿?) comparación sobre los tipos de errores que se pueden cometer durante la inferencia: “Relaciónenlo con el tema sentimental, consideren el Error Tipo I como la probabilidad de rechazar a la verdadera, mientras que al Error Tipo II como la probabilidad de aceptar a la errónea.” Lo que sigue es historia, en verdad, la clase sólo continuó. Sin embargo, surgió en mi la duda, ¿cómo sabes que no has cometido el Error Tipo I? Prácticamente, ¿cómo sabes que no estas choteando a LA persona indicada? Y si en tu afán o miedo de no cometer Tipo I, en realidad ¿estás cometiendo un Tipo II? Estas preguntas son muy difíciles de responder, hasta de formularse y es que, tal y como menciona un nombrado economista, el mercado sentimental es uno de los más imperfectos: la información nunca es suficiente y los participantes tienden a procesar mal los datos. En estas líneas no nos dedicaremos a dar consejitos de amor[1], pero sí trataremos de meterle algo del análisis econométrico para hacer más interesante o complejo el asunto.

Para empezar, el Error Tipo II es el más común. Todos en algún momento de nuestras vidas, hemos tendido a pensar esa persona era perfecta, la idealizábamos y disfrutábamos cada instante a su lado. No faltaban motivos para empalagar a los demás con tanto amor que destilaba de tu ser y no te diste cuenta que estabas cometiendo un terrible error, luego que esa persona terminará por decepcionarte, romperte el corazón, etc. (en fin, inserte el motivo de ruptura aquí). Ahora, ¿qué sucede con los que se dan cuenta demasiado tarde que hasta terminan casándose? Un posible aproximado de Error Tipo II, serían los divorciados. En los últimos diez años, en nuestro país, 50% ha sido el aumento de divorcios mientras que las bodas aumentaron sólo en un 1.25%. No obstante, el supuesto considerado es que aquella persona te dio verdaderos motivos para descartarla, ya sea una altísima tasa de infidelidad en sus dos meses de relación, violencia de algún tipo, muy mala compenetración, etc. Todo el problema se complica cuando se trata del Error Tipo I. Rechazar a la verdadera. ¿Cómo sé si ella es la verdadera?


Bueno, para empezar, hay que considerar que existe una gran población de gente que podrías conocer y cumpla tus estándares generales como una edad similar, gustos y obviamente te atraiga. De ahí, que el número de personas que se muestren interesadas en ti se reduce podría ser un buen inicio para tu muestra. No olvides tratar que esta sea aleatoria, es decir, no te centres sólo en conocer a alguien en un lugar en específico, ya que ello haría que no exista independencia entre ellas, tomando en cuenta que posiblemente a mayor número de personas con las que entablas algún tipo de vínculo amoroso en un sólo espacio, reduce el número de posibles opciones/ interesadas futuras. #SeCorreLaVoz. Luego de muchas salidas y gastos en el cine, finalmente, te inclinas por alguien en especial. Aquella persona que se ajustó más a tus parámetros y en promedio es ideal para ti, no muestra mucha sesgadez respecto a tus gustos y al sacarle PLIM, te percataste que ella tendía al Beta deseado en el largo plazo: una futura buena relación. Ahora falta la prueba de fuego, el verificar si ella se encuentra precisamente en la región de aceptación y no estas cometiendo un error tipo I. Para tratar de no equivocarte, es necesario que definas el nivel de significancia con el que estás dispuesto a determinar tu intervalo de confianza. Traduciendo, qué tanta tolerancia posees a equivocarte y cómo vas a definir los puntos críticos para evaluar si ella cumple tus expectativas. Pues, lamentablemente, como casi toda respuesta en economía, ello depende de cada uno y muchos otros factores. 

Sea Ho: Ella=Indicada y Ha: Ella≠ Indicada
Obtengo mi tcal: Ella-Indicada/EstimadorDesvEstandar(Ella)[2]

Si eres una persona que ha tenido muchas decepciones en el amor, es posible que tu nivel de significancia (alfa) sea cada vez menor, eres poco tolerante a equivocarte una vez más. Ello causaría que tu rango de aceptación se amplíe y al evaluar a esa persona sea más probable que caiga en dicha zona de aceptación, pero para eso has tenido el costo de vivir experiencias no tan buenas. Asimismo, todo depende de las características que deseas que cumpla esa persona. Puede que en realidad no sea la adecuada, no cumple con cosas que antes considerabas necesarias (por lo que se encontraría en la zona de rechazo), pero otra vez tú y en tu intento de hacer que las cosas funcionen, agregas más condiciones (variables) a tu modelo sobre la persona ideal, generando no un sesgo pero si una mayor varianza que al final terminaría ocasionando que cometas un Error Tipo II. También podría pasar lo contrario, ser demasiado exigente y rechazar a ese alguien por motivos que, en el largo plazo, ni entenderás.

Aquí no se trata de conformarse ni tampoco aspirar a un cuento de hadas. Al fin y al cabo, mi estimado lector, el amor es un activo riesgoso. Existe miedo a perder, pero las futuras ganancias podrían ser enormes. Lo importante de todo esto, es que no busques a la persona perfecta en todo sentido, sino aquella que con imperfecciones, sientas que es perfecta para ti.

                                          

Pd 1: Para los amantes de Friends: espero encuentren su langosta.

                                            


[1] Aunque si existe gran demanda por ello, pueden hacerlo llegar como sugerencia a la página.
[2] Nótese que el numerador del tcal se asemeja a la sesgadez, mientras que el denominador a la varianza de ella.

Pd 2: Si te gustó este artículo, síguenos en fb: www.facebook.com/vozactual


1 comentario:

  1. por ello tienes que testear la presencia de posibles quiebres controlando por choque choque en one

    ResponderEliminar