jueves, 28 de enero de 2016

I̶n̶t̶e̶n̶t̶a̶n̶d̶o̶ ̶e̶n̶t̶e̶n̶d̶e̶r̶ Entendiendo a un economista

Escribe: Edicson Luna

Muchas veces se suele decir que los economistas somos personas que hablamos para que nadie nos entienda. Esto es en parte verdad y es resultado que nos creemos … ,desde nuestra primera clase de economía, se nos enseñan conceptos básicos que repetiremos y usaremos, hasta para gilear crear poesía, por el resto de nuestras vidas. En el siguiente artículo te ayudaré a entender algunas de nuestras palabras favoritas, con casos de la vida real y sin mate :’).




La anterior fórmula es la culpable de muchos de nuestros dolores de cabeza (es la manera como se hallan los interceptos del eje x en una fórmula cuadrática); sin embargo, entender la economía es mucho más sencillo de lo que parece y en este artículo te explicaré, sin fórmulas, cuatro de nuestros conceptos más comunes:

1.       Costo de oportunidad
Unos días atrás, en una organización a la que pertenezco, uno de mis compañeros me ofreció su cómodo horario de atención con una chica que, él sabía, yo quería hablarle. Si bien es cierto, muchas veces los economistas pecamos dándole un precio a todas las cosas, esta no deja de ser una forma de hacerlo. Siguiendo con el ejemplo de mi amigo, él quería probar si yo valoraba estar al lado de la chica en 20 soles. Ahora, suponiendo que yo le pago esos 20 soles y decido pasar la hora junto a ella, el costo de oportunidad para mí era el uso que le daría a ese dinero. Es decir, el costo de oportunidad es lo mejor a lo que hemos renunciado por hacer o comprar otra cosa (¿y habrá mejor frase para explicarlo que “Nada es gratis en la vida”?). Por ejemplo, cuando madrugamos nos despertamos a las 7 de la mañana para hacer ejercicio, el costo de oportunidad de haber salido a correr fue seguir durmiendo.

Sape

2.       Oferta y Demanda
Hace cien años, los temas sexuales eran todavía un “tabú” y para las mujeres que se dedicaban a la prostitución también lo eran, aunque no lo creas. Así es como una de las practicas que muy pocas estaban dispuestas a ofrecer era el “sexo oral” (es decir, había muy poca oferta) y, por este, los hombres estaban dispuestos a pagar más dinero que por cualquier otro servicio. Hoy en día, tras desaparecer casi por completo ese tabú, la cantidad de mujeres que se dedican a la prostitución dispuestas a ofrecer el servicio ha aumentado hasta el punto de ser una de las más económicas (y esto es algo que pasa muy seguido en la economía. Cuando la cantidad de empresas o personas dispuestas a ofrecer un mismo servicio aumentan, se hacen sustituibles y el precio del producto cae; en pocas palabras, cuando se expande la oferta los precios caen).

El caso de la demanda es análogo al de la oferta. En este caso los demandantes son aquellos que solicitan el servicio. Por ende, a diferencia de la oferta, cuando aumenta la demanda de un producto los precios aumentan.
Eva monopolizando a Adán (?)

3.       PBI, PNB y BCC
Imagínate que en tu casa trabajan tú, un hijo tuyo y un vecino. En ella se producen artículos de madera mensuales valorados en 20 mil dólares. Ahora imagina que tu vecino de ese dinero se lleva 8 mil dólares a su casa y también que una hija tuya trae 500 a la tuya. Ahora imagina que tu casa es un país; entonces el producto bruto interno (PBI) de ese país es de 20mil dólares, el producto nacional bruto (PNB) es de 20,000-8,000+500=12,500 y el Balance en cuenta corriente es de -8,000+500=-7,500 (algo muy similar a lo que sucede en Perú o Colombia cuando las empresas mineras se llevan las utilidades a sus países).

4.       Bienes
En pocas palabras para los economistas un bien es básicamente cualquier cosa: una cámara, un carro, una casa, un celular y hasta una persona o, incluso, el aire. Ahora te explicaré algunos tipos de bienes:
Bien normal: Son los bienes que cuando una persona tiene más dinero, adquiere más de ellos. Ejm: Ropa, celulares.
Bien inferior: Son los bienes que cuando una persona tiene menos dinero, adquiere más de ellos. Ejm: Margarina.
Bien Giffen[1]: Es todo aquello que nadie quiere ser, pero que al final termina siendo. Ejemplo: Transporte Público (en algunos casos), las papas lo fueron en algún momento en Irlanda.

Y tú ¿te diste cuenta que entender a un economista no es tan difícil?


Pd: Si te gustó este artículo, no te olvides de compartirlo y de seguirnos en fb: www.facebook.com/vozactual



[1] Un bien Giffen es un bien inferior que, cuando aumenta su precio, su cantidad demandada también lo hace. Sin embargo, esto es resultado de que al subir su precio la capacidad adquisitiva de la persona ha disminuido de tal forma que lo único que le queda es resignarse con eso mismo.


2 comentarios:

  1. Falso, no existe un ejemplo de la vida real de un bien Giffen. En todo caso, el transporte público es un bien inferior y ello es incluso un ejemplo TÍPICO. Ya pe, eres de la UP?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, sí soy de la Up y déjame explicarte en qué casos el transporte público es un bien giffen: imaginate q tienes un presupuesto semanal de 10 soles para transporte. De lunes a viernes, gastas un Sol diario y el sábado gastas los 5 soles que te quedaban en un taxi. De repente, sube el precio del bus a 1,50 y tu gasto de lunes a viernes ascendió a 7,50; es decir, ya no te alcanza para el taxi del sábado (te quedan solo 2,50), entonces terminas usando bus también los sábados (aumenta precio,aumenta cantidad demandada). Cumple todos los requisitos de bien giffen: bien inferior y demanda con pendiente positiva. Aunque hay q aclarar que esto sería solo en los casos donde para esa persona el efecto ingreso sea mayor al efecto precio. Un abrazo y gracias por comentar.

      Eliminar