lunes, 15 de febrero de 2016

Este es el mejor momento para reflexionar: las preguntas que debes hacerte HOY

Escribe: Diana Fernandez

¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir que se arrepiente de no haberle dado ese último abrazo a su madre?, ¿o de no haberle dicho “te amo” al amor de su vida antes de que ocurra ese desastroso accidente? Además, ¿sabías que muchas personas, en su lecho de muerte, se arrepienten de no haber pasado tiempo de calidad con su familia debido al agitado trabajo que tenían? Para no arrepentirse de situaciones como esas, los invito a hacerse algunas preguntas, a modo de reflexión.


Los ejemplos mencionados líneas arriba son algunos ejemplos que demuestran lo inevitable e inesperada que puede ser la muerte. Por ello, reflexionar sobre esta, su naturaleza, nos permite realizar ciertos cambios en nuestra vida para aprovecharla al máximo.

YO

¿Estás intentando convertirte en una mejor versión de ti?, Además, pregúntate, ¿eres perseverante y tenaz para cumplir los objetivos que te has trazado?, ¿o es que sigues ahí sentado(a) esperando que la vida pase? ¿Te levantas y aprendes de tus fracasos?, ¿o estos son un motivo para dejar de luchar por tus sueños?. ¿Eres de los que quiere tener muchos amigos pero no trabaja en esa soberbia y arrogancia que alejan a la gente de ti?


FAMILIA

¿Les demuestras y dices a tus padres cuánto los amas?, ¿se reconciliaron luego de esa acalorada discusión?, ¿o ya llevan una semana sin dirigirse la palabra? Si tus padres ya son ancianos, ¿cuidas de ellos como lo hicieron por ti cuando eras un(a) niño(a)? ¿Les tienes tanta paciencia -como ellos la tuvieron contigo-, para repetirles ese mensaje tantas veces sea necesario?, ¿especialmente si es para decirles un “te amo”, o “gracias por todo”?

Si estás casado o comprometido, ¿respetas a tu pareja y la haces sentir amada?, ¿aún tienes esos detalles que solías darle cuando eran enamorados?, ¿o ya te olvidaste que el amor es un trabajo de todos los días? 

Por otro lado, si también eres padre o madre ¿Les demuestras y dices a tus hijos cuánto los amas? ¿aplaudes y reconoces sus logros o, en su lugar, solo les mencionas todo lo que hacen mal? Sé quieres que tus hijos sean honestos, trabajadores, educados… pero ¿ven en ti todas esas cualidades que tanto les exiges?, ¿predicas con el ejemplo? No olvides que la mejor referencia que tienen eres tú.



AMIGOS

¿Has estado en los momentos más difíciles con esas personas a quienes llamas “amigos”?, ¿o tu amistad no pasa de una fiesta o de una reunión de trabajo? ¿Te alegras por sus logros y los animas a seguir adelante?, ¿o en su lugar buscas el mínimo error para desalentarlos? Si ves que un amigo(a) está actuando mal, ¿se lo dices y le aconsejas que cambie de actitud? ¿o prefieres callar para que siga cometiendo los mismos errores?




Entiendo la importancia de hacer planes a largo plazo, de trazarse objetivos y de cumplirlos en el tiempo establecido. Además de entenderla la comparto y practico, pero pienso que tampoco podemos dar por sentado que tendremos todo el tiempo del mundo para enmendar nuestros errores y hacer todo lo que no hicimos por miedo, vergüenza u orgullo. De este ultimo hecho radica mi interés por plantearnos ciertas preguntas con el objetivo de aprovechar mejor nuestro paso por este mundo.

Para terminar, tengo una última pregunta: si mueres mañana, ¿te irías de este mundo satisfecho con la vida que llevaste y el esfuerzo que pusiste hasta tu último día?, ¿cómo te recordarían los demás?, o mejor, ¿cómo quieres que te recuerden? Si crees que no muy bien, empieza hoy, que estás a tiempo de cambiar eso.


Pd: Si te gustó este artículo, síguenos en fb: www.facebook.com/vozactual





1 comentario:

  1. Muy inspirador, un llamado a la reflexión sin lugar a duda, gracias!!

    ResponderEliminar